• Sin Remitente

Ouroboros




Mi alma y mi corazón lo saben, solo ellos pueden comprenderlo porque lo han visto.


Han visto detenerse el tiempo como una moneda que cae al piso sin cesar pero que nunca llega a tocarlo, cae eternamente. Cae y mientras lo hace fluye de mil maneras diferentes, reflejando todos los rayos de la luz en sus infinitas caras, que al mismo tiempo son una misma.


En esa instancia de estado puro el tiempo no tiene límites, ni bordes, ni contorno, es infinito y se vuelve eterno. Como si pudiéramos elegir un fragmento preciso y hacer que avance, pero solo se trata de ese instante que fluye siempre en una delicada y exquisita perfección, y en armonía, curiosamente, también avanza hacia sí mismo. Mi corazón lo ha sentido, he estado ahí.

He visto como unas gotas de agua nunca acaban de caer, como un hombre nunca acaba de voltear la cabeza, y como la hoja de una planta se inclinaba sobre otra sin llegar a rozarla jamás; y en ese instante, que a mis ojos duró brevemente, yo respiré cientos de veces.

Luego comprendí que si el tiempo no existía y el ahora no era más que un fragmento efímero y minúsculo de lo eterno, entonces las cosas tampoco existían.


Ya, en algún lugar de ese tiempo eterno, vacío, inconmensurable, el hombre que volteaba la cabeza se había convertido en la luz de una estrella apagada en algún lugar remoto del tiempo circular; las gotas de agua habían desaparecido antes de llegar a tocar el piso; la planta nunca había logrado acercarse a la otra, y yo era el artífice que lo había creado todo, solo así podría darle forma a un estado que de otro modo mi mente no entendería. Todo está vacío, me dije, nada de esto está sucediendo ahora, porque en algún punto ya sucedió y solo se está repitiendo.


Yo puse todas las piezas aquí: la planta, el hombre, las gotas; yo las elegí para entender el tiempo, el vacío infinito en el que soy, eternamente, como la moneda que constantemente cae hacia ningún lado, porque no hay lados; yo soy la moneda, la planta, el hombre, las gotas, yo soy el todo.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo